Mediación en una nulidad matrimonial eclesiástica

Mediación en una nulidad matrimonial eclesiástica

Mediación en una nulidad matrimonial eclesiástica

Este es el reto que se plantean los tribunales eclesiásticos, y que tenemos los abogados especialistas en nulidades matrimoniales canónicas, cuando recibimos un matrimonio en crisis.

Pero es ciertamente difícil, porque normalmente cuando alguno de los cónyuges acude al despacho es porque el matrimonio está ya roto.

No obstante, la reconciliación es el primer intento que realizamos los Abogados, y en su caso, los remitimos a asociaciones en apoyo de la familia, donde se prestan servicios de mediación y apoyo a la familia.

Y en éste sentido también se creó y viene funcionando muy bien el Servicio de Acompañamiento y Mediación Intrajudicial Canónica (SAMIC) del Tribunal Eclesiástico Metropolitano de Valencia, que fue puesto en marcha hace tres años de forma pionera en España por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y que ha triplicado desde entonces el número de atenciones, fieles que son ayudados en sus momentos de crisis o en situaciones de dolor en las diferentes fases del proceso de nulidad matrimonial canónica.

El pasado año, el SAMIC, atendió en 2019 un total de 39 casos, y en él interviene un equipo multidisciplinar de profesionales expertos.

Así se ha promovido desde cualquier instancia de la Iglesia.

Ascension de cristo, pinturicchio

Mediación previa al procedimiento de nulidad eclesiástica

El Servicio de Mediación tiene como “objetivo principal” ofrecer a los fieles necesitados un especial cuidado pastoral tras el fracaso de su matrimonio, en paralelo o previo al proceso matrimonial de nulidad, otorgándoles una ayuda desde el acompañamiento y mediación para poder atenderles en sus momentos de crisis o situaciones de dolor, por las causas de nulidad matrimonial, que puedan llevar a una crisis y nulidad matrimonial, en las diferentes fases del proceso de nulidad matrimonial canónica.

Así, el servicio está dirigido a esposos inmersos en procesos de nulidad  en situación difícil, o cuando existe conflicto entre los esposos interesados en pedir la nulidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *